Desde 1863.

La historia nos vió nacer y crecer.

Somos parte de la historia de esta ciudad y su gente, acompañando humildemente sus días y crecimiento, algo que nos llena de orgullo y recuerdos.

La Panadería más antigua de Córdoba.

Nacimos en 1863, en el corazón de la ciudad, donde hoy funciona nuestra Casa Central.
En 2016, la Municipalidad de Córdoba, nos entregó el premio JERÓNIMO LUIS DE CABRERA a la trayectoria.

Artesanos de la panificación.

Una gran parte del proceso productivo, todavía se realiza de manera artesanal, manteniendo el sabor y las costumbres que marcaron el gusto de los cordobeses.

La calidad a través de los años.

Un principio fundamental, desde nuestros comienzos, es mantener la calidad de los productos, lo cual logramos con una rigurosa selección de las materias primas.

Actualmente nuestra Casa Central y planta de producción, ubicadas en el centro de la ciudad, ocupan una superficie de 1.000m2 cubiertos en 2 niveles, los cuales están equipados con máquinas especializadas en panificación y productos afines, permitiendo mantener los niveles de producción adecuados, según los estándares de calidad y logística necesarios para abastecer a la red de franquicias, hoteles y restaurantes.

Logística.

Contamos con una flota de vehículos equipados especialmente para el traslado de toda nuestra mercadería, la misma realiza un recorrido diario predeterminado, que garantiza la entrega de los productos solicitados para cumplir con la demanda diaria de cada franquicia o punto de entrega, como así también las necesidades especiales que puedan surgir.

Recursos Humanos.

Maestros panaderos, pasteleros, decoradores, ayudantes, bromatólogos, coordinadores de producción; todo nuestro personal se encuentra en constante capacitación, garantizando no solo la calidad de nuestros productos, sino también manteniendo la tradición en la elaboración artesanal de gran parte de la producción.